Científicos revelan los secretos de una meseta hundida hace 8.000 años bajo el Mar del Norte

El estudio podría ayudar a encontrar más sitios de posible presencia humana temprana.

Universo Prohibido - 04/12/2018

Una vasta meseta ubicada entre el Reino Unido y los Países Bajos estuvo llena de vida antes de hundirse en lo que hoy es el Mar del Norte hace unos 8.000 años, afirman los arqueólogos, que ahora esperan descubrir cómo era ese paisaje antes de quedar bajo el agua, informa el portal Live Science.

Para reconstruir esa imagen, los científicos han recogido núcleos de sedimento del fondo del Mar del Norte en un área llamada Doggerland, tierra que quedó libre de hielo hace unos 12.000 años, después del final de la última era glacial. La investigación incluye también estudios de antiguos granos de polen y otros fósiles microscópicoscontenidos en las muestras, que revelarían detalles del paisaje y el clima de la zona.

Imagen ilustrativa

De acuerdo con la principal geoarqueóloga marina de la ONG Wessex Archaeology, Claire Mellett, 10 de los núcleos de sedimentos tomados de parques eólicos marinos del Mar del Norte contenían antiguos depósitos de turba, un material orgánico que solo puede formarse en marismas en tierra.

Los investigadores hicieron una referencia cruzada de las ubicaciones del terreno con imágenes de sensores remotos del fondo marino donde se tomaron las muestras, lo que podría mostrar la estructura oculta del paisaje inundado.

"Podemos ver dónde estaban los viejos ríos. Podemos ver las tierras de turba, y podemos ver su extensión, por lo que sabemos cuán grandes son. Estamos esencialmente reconstruyendo la geografía del Mar del Norte hace unos 10.000 años", dijo Mellett a Live Science.

Paisaje inundado

Mellett explicó que los depósitos de turba son particularmente importantes porque contienen un registro ambiental de los cambios en el paisaje y el clima del área, que abarcan desde hace aproximadamente 12.000 a 8.000 años.

"La turba no solo es la evidencia más firme de una superficie terrestre anterior, [sino que también] tiene una excelente conservación de fósiles microscópicos, y eso es lo que nos da la información para reconstruir el clima, los niveles del mar y qué árboles crecían en el área", dijo.

"También observamos cosas como carbón microscópico, de modo que podemos ver cuándo ha habido un gran evento de quema. No sabemos si esa quema fue provocada por los humanos o si fue un incendio natural en un bosque, pero podemos ver todo esto dentro de esos depósitos de turba", añadió.

Algunos restos humanos, incluyendo parte de un cráneo antiguo, y fragmentos de artefactos como herramientas de piedra, se han recuperado en la zona mediante operaciones de pesca y dragado.

El trabajo que está realizando el equipo de arqueología de Wessex podría ayudar a encontrar en Doggerland más sitios de posible presencia humana temprana, dijo Mellett.

Noticias más leídas del día