El ritmo del deshielo en Groenlandia se cuadruplica en 15 años y amenaza con subir el nivel del mar

El fenómeno podría afectar a ciudades de EE.UU. como Nueva York y Miami, así como a otros países susceptibles de sufrir este incremento.

Universo Prohibido - 22/01/2019

A raíz del calentamiento global, el deshielo de Groenlandia (Dinamarca) tiene lugar a un ritmo cuatro veces superior que en 2003 y el aumento en el nivel del mar que provoca podría afectar a ciudades como Nueva York y Miami (Estados Unidos), además de a otros países vulnerables, advierte una investigación que cita el portal EurekAlert.

La reducción del volumen de los hielos groenlandeses genera preocupación entre los expertos sobre el cambio climático desde hace años. Sin embargo, los estudios anteriores se enfocaban principalmente en las regiones suroriental y noroccidental de esa isla, de donde se desprenden grandes trozos de icebergs que caen al mar y quedan a la deriva hasta derretirse.

Así, el nuevo estudio sorprendió a sus autores al revelar que el deshielo más importante, que tuvo lugar entre principios de 2003 y mediados de 2013, en realidad se produjo en una zona prácticamente desprovista de glaciares que se encuentra en el suroeste de Groenlandia.

Derretimiento del hielo de Groenlandia.

Estos especialistas realizaron su descubrimiento tras analizar datos aportados por Experimento de Clima y Recuperación Gravitatoria (GRACE, por sus siglas en inglés), una misión conjunta de la NASA y el Centro Aeroespacial de Alemania. Asimismo, emplearon diversas estaciones de GPS distribuidas por todo el litoral de la isla para detectar cualquier cambio en la masa de hielo.

"Sabíamos que teníamos un gran problema con el creciente ritmo de desprendimiento de hielo" de los grandes glaciares costeros, pero "ahora reconocemos un segundo problema": enormes masas ubicadas tierra adentro se derriten de manera creciente durante el verano y se convierten en "ríos que fluyen hacia el mar", detalló Michael Bevis, profesor de la Universidad de Ohio (EE.UU.) y autor principal del estudio.

Esta situación podría tener "serias implicaciones" para diferentes ciudades costeras particularmente vulnerables. "Lo único que podemos hacer es adaptarnos y mitigar el avance del calentamiento global", dado que "ya es demasiado tarde para que no tenga ningún efecto", advirtió Bevis.

Noticias relacionadas

Noticias más leídas del día